Por la investigación del síndrome de RETT.

"Porque todas las princesas merecen un final feliz".


lunes, 26 de mayo de 2014

Mañana volverá a Pasar

Me asomo por la ventana y un peque merienda junto a sus mami sentados los dos en el banco frente a mi, toma un sanwich con algo dentro, su madre apenas le atiende mira el móvil y él come sin ningún problema simplemente da un bocado y mastica, no puedo evitar apretar los dientes y sentir un fuerte golpe en el pecho me giro y me siento a su lado, ella se chupa sus manitas y al encontrase sus ojos con los míos se para y me sonríe y se vuelve a ir, al coger su yogurt para merendar vuelvo a acordarme del pequeño de ahí fuera, que fácil se comía su sanwich, me levanto y preparo uno pequeñito para ella, Martina vamos a intentarlo otra vez, no parece muy difícil. Parto un trocito con mis manos y se lo doy, su lengua se vuelve loca dentro de su boca se que le gusta porque su mirada brilla mucho ahora y eso es bueno, pero no es capaz de controlar los movimientos de su lengua y sus dientes al masticar y se le cae el trocito, aun sin darse cuenta de que se le ha caído comienza a rechinar los dientes creyendo que aun tiene la comida, aprieto mis puños y miro al cielo, respiro, venga otra vez, ahora la inclino para que la gravedad actue. Ahora si, mastica y mastica pero no es capaz de tragar, mueve la comida hacia un lado y hacia el otro es una pequeña pasta en su boca pero nadie le ordena que trague, veo su botella de agua, quizás...

Conseguido!!! otro trozo igual y otro y otro, Bien eres una campeona cariño!!!
Como disfrutas verdad Cariño, el sabor de la comida sin triturar todas las texturas, que fácil es verdad nena?
Ese es el truco inclinada hacia atrás, un trocito, un poquito de agua y a esperar...

Dos bocados te quedaban una maldita arcada y no queda nada, lo siento preciosa volvemos al yogurt vale, pero no llores mi vida, mañana lo intentamos otra vez...

Para mas dolor vuelvo a asomarme a la ventana el peque ahora juega, ya a merendado y su mama se ha perdido poder ver un pequeño milagro, no importa mañana volverá a pasar.