Por la investigación del síndrome de RETT.

"Porque todas las princesas merecen un final feliz".